Haber nacido en un pueblo siempre dificulta el progreso tanto personal como profesional, ¿qué ha supuesto para ti y de que maneras te ha influenciado el entorno y contexto en el que naciste?

Haber nacido en un pueblo, para mi ha sido muy duro, pero no creo que sólo haya sido eso, si no por lo que he tenido que vivir allí desde que era niña hasta que me fuí con 17 años. Fué un completo infierno, pero me ha llevado a muchos puntos que no tendrá si no me hubiese pasado mi infancia y adolescencia allí, cuándo voy a visitar a mi familia, paso días sola en el campo y en mi casa y mis malos recuerdos me hacen tener las mejores ideas, por ello doy gracias a esa introspección traumática que se transforma en cosas muy interesantes.



¿Crees que tu trayectoria habría sido la misma sin este background?

Mi familia es muy humilde soy hija de un agricultor y una ama de casa, ellxs ni siquiera pudieron estudiar, los libros de filosofía y el cine aparecieron en mi casa por mi, allí se vive un sentimiento muy de posguerra, que me ha hecho bucear en temas que pensaba que estaban alejados de mi cultura y están demasiado cercanos, me he criado entre historias de miseria humana, sitios destruidos y gente de personalidades excéntricas con muchos problemas mentales por el hecho de la incomprensión, Gummo de Harmony Korine para mi define mucho lo que sucede en mi pueblo, (lo que yo he vivido), también la película Serbia de Klip me traslada a mi adolescencia junto con Six Acts, también del mismo país.

Mi obsesión con la marginalidad, los adolescentes descendentes de familias desestructuradas que recurren al vandalismo o las drogas, han sido mis vivencias del sitio dónde me crié, historias de guerras y muertes, herencias y generaciones de jóvenes sin recursos que se matan en motos de alta velocidad.



Tu proyecto tiene una potente carga estética pero más allá de eso, resulta ser representativo de nuestra generación, ¿qué aspectos de tu proyecto destacarías como consecuencia de tus circunstancias?

Me identifico con varias generaciones porque el tiempo no existe y siempre se repite todo de manera ciclíca o si es más enfermizo en círculos.

La marginalidad, los adolescentes descendentes de familias desestructuradas que recurren al vandalismo o las drogas, han sido mis vivencias del sitio dónde me crie, historias de neopostguerras y muertes, herencias y generaciones de jóvenes sin recursos que se matan en motos de alta velocidad.



Es difícil poder progresar con proyectos creativos en este país, ¿crees que te influencia pertenecer a la “generación perdida” a la hora de crear? ¿es importante el fracaso dentro del mundo creativo?

Creo que es difícil progresar sin recursos, independientemente del país en el que estés, claro que me influencia ser de la "generación perdida", me influencia todo lo que sucede a mi alrededor, soy muy empática, me he sentido perdida desde que vine al mundo, el planeta humano es un lugar hostil, dónde las realidades se distorsionan.

El fracaso con ese descenso a los infiernos, te hace superarte, a veces te cansas y no quieres continuar, pero parece que alguna luz te empuja hacia arriba y quieres seguir luchando, he querido dejarlo mil veces, pero aquí sigo intentando subir hacia arriba.



¿Qué crees que debería de cambiar para que lo creativo o artístico estuviera más reconocido y mejor valorado?

Creo que debería cambiar el amiguismo, que las cosas no funcionasen por contactos, si no porque el proyecto sea interesante y el trabajo aporte algo, a veces veo que la gente apoya a alguien por quién es y no por lo que hace y eso es horrible, ves mucha mediocridad y poca autenticidad.


Mark LOREM IPSUM