¿Cómo definirías tu trabajo?

Mi trabajo se distorsiona y se comprime diseccionando diferentes disciplinas manteniendo como producto la "moda", por el hecho espacio temporal de éste instante, podría hacer algunas definiciones que no son totalmente claras , evoluciona sistemáticamente en algo ecléctico, espontáneo, rizomático, a veces nihilista, forzando el lenguaje de la nada, con aspectos de psicodrama social con un toque autobiográfico, que puede estar arriba o abajo en sentimientos oscuros, tomando demasiadas direcciones en su propio proceso creativo sin mi control, con un centro de pensamientos concretos que a veces parecen inamovibles.


¿Por qué ropa y no otra expresión artística?

Siempre la ropa fue una excusa para esconderme, me encantaba crear identidades que puede que estuviesen ocultas en vidas pasadas o en mi propio genoma, analizándolo con el tiempo comprendí que era la forma de tapar mis manchas de nacimiento (angioma), poder vestir "excéntrico o exagerado", para que se fijasen más en mi ropa que en mi piel, creando otra capa de dermis de rareza por encima de lo que estaba presente en mi dia a dia rutinario. Confeccionaba ésta ropa de manera precaria para ir al colegio y hacía un personaje de cada outfit con un perfil psicológico con su cultura, país, étnica, raza, autobiografía, etc... era una pequeña Cindy Sherman manchega.



¿Como definirías tu estética?

Una mezcla de muchas influencias que provienen de  la ruta destroy, el eurodance, lo neokinki, la música makina, el hard techno, el hard style, el post-soviet, la escena underground de las raves en Kiev, la estética de discotecas como la Nod, Espiral, Chocolate, Actv, Scorpia, Masia...

Las imágenes de las manifestaciones en la primavera árabe, las banderas y logos de campañas políticas europeas, la estética post-apocalíptica, el anime, el manga, los cómics de ciencia ficción, la imaginería religiosa, planos de diferentes películas o imágenes de diferentes series distópicas o antiutópicas.

La serie de Utopía, los animes como Evangelion, Ghost in the Shell o Akira, las películas de Andrei Tarkovsky,  Metropolis, Videodrome, textos del manifiesto transhumanista, el libro de 1984 o La sociedad del espectáculo de Guy Debord o el Necronomicon de Lovecraft, el aceleracionismo,  la hiperrealidad, las identidades digitales...



¿Qué filosofía sigue este proyecto? ¿Bajo qué premisas guías tu proceso creativo?

Los temas que son muy importantes a la hora de trabajar en mi proyecto son el dolor, la ansiedad, las enfermedades, el sufrimiento humano, el costumbrismo , los problemas sociales, la identidad cultural, la emigración e inmigración, el futuro incierto caotizado por la imposición de las máquinas, las cuestiones de género, el aislamiento a través de la hiperinformación y la tecnología, la soledad, las sectas y religiones, la francmasonería, el hermetismo, el esoterismo, ocultismo, las artes adivinatorias, el tarot, la filosofía, la psicología y la política.



¿Qué te inspira para elegir una estética, un modelo o un espacio? ¿De dónde los sacas?

La calle, mi vida cotidiana, internet, mis sueños, mi parasomnia.

Los modelos suelo encontrarlos en instagram.

Mark LOREM IPSUM